Consideraciones para la Mujer y el Entrenamiento (1): Post Parto

Introducción

Este artículo está basado en un reciente Simposio (Kurtenbach et al., 2017) llevado a cabo por la OhioHealth, una organización sanitaria sin fines de lucro. En este simposio participaron varios profesionales que trabajaron sobre diferentes temas relacionados a las mujeres y el entrenamiento, tanto para la salud como para el rendimiento.

El primer tópico que encontramos son las consideraciones Post Parto para la vuelta al entrenamiento deportivo:

Sobre esto es importante determinar e identificar los problemas más comunes vistos en aquellas mujeres que luego de dar a luz retoman una actividad deportiva, a su vez conocer las herramientas que se utilizan para evaluar y tratar a los pacientes post parto y de esta forma, resumir en consideraciones aplicables a mujeres que vuelven a entrenar después de haber dado a luz.

Resultado de imagen para entrenamiento post parto

La primera pregunta que podría surgir al nombrar este tema es: ¿Qué tan rápido puede un atleta femenino retomar la práctica deportiva después de dar a luz?
Sobre esto, se presentan las recomendaciones del American Congress of Obstetricians and Gynecologist donde se propone que: Si estamos hablando de un embarazo saludable y un parto vaginal normal, la práctica deportiva puede comenzar prácticamente días después del nacimiento del bebe. Usualmente, es seguro comenzar a entrenar días después de haber dado a luz, aunque es importante que se comience siempre que la madre se sienta lista como para hacerlo.

Además, debemos tener en cuenta otros factores muy importantes a la hora de determinar y comenzar un entrenamiento en una condición post parto:
¿Existe un apto físico del obstetra y/o ginecólogo? ¿Qué grado de actividad física existió durante el embarazo? ¿Existió algún dolor o problemas durante el embarazo? ¿Qué tipo de parto tuvo? ¿Hubo alguna complicación durante el parto? ¿Tuvieron lugar algún tipo de lesiones durante el parto?

Problemas asociados al Post parto

Una vez que realizamos esta primer aproximación, más orientado a conocer las particularidades del caso, podemos continuar con una contextualización de las condiciones típicas asociadas al embarazo y el parto.

Respecto de los problemas más comunes asociados al post parto nos encontramos con una debilidad y fatiga generalizada, diástasis del recto del abdomen (separación del lado derecho del izquierdo del músculo recto mayor del abdomen, MedlinePlus), dolor de la espalda baja (conocido como LBP por sus siglas en inglés), dolor en la cadera, dolor en la zona de la pelvis o zona púbica (sínfisis púbica), y por último problemas de incontinencia.

Punto por punto, el análisis de Ann Kurtenbach sobre la debilidad y fatiga generalizada nos cuenta que la fatiga aumentada después de un parto puede darse debido a los cambios a en el ciclo del sueño y a nivel hormonal, que son parte del embarazo y se dan incluso hasta después del parto.

Sin embargo, es importante poner en consideración otros factores como desbalances alimentarios (el mayor requerimiento nutricional y de fluidos durante el amamantamiento y la deficiencia de ciertas vitaminas), la depresión post parto y la disfunción tiroidea. Es importante conocer todos estos factores que pueden influir y saber referir los controles a los profesionales correspondientes, ya sea Obstetra, Ginecólogo, Clínico (como PCP) o Nutricionista.

Diástasis del Recto abdominal

Respecto de diástasis del recto, Irion & Irion en el año 2010 presentaron los factores de riesgo de la siguiente forma:
Edad mayor a 33 años, multipartos (haber dado a luz dos o más veces o a más de un bebe a la vez), gestación múltiple (dos o más embriones presentes en el útero), gran tamaño del bebe, mayor ganancia de peso y parto por cesárea.

Resultado de imagen para diastasis del recto abdominal

El tratamiento de la diástasis del recto se rige por unas directrices como fortalecimiento de los abdominales, re-educación de la mecánica del cuerpo y los mecanismos de defecación para minimizar el aumento de presión intra-abdominal, una correcta progresión en el trabajo abdominal y vendaje kinesiológico para el trabajo de la propiocepción.
Para estos casos, se suele trabajar con movimientos de elevación de piernas (unilateral) en decúbito supino (acostado boca arriba) y además fortalecimiento con trabajos isométricos en forma de planchas frontales y laterales (progresión desde rodillas hasta completa).

Finalmente remarcamos la importancia de la actividad física como herramienta para el tratamiento de esta típica condición post parto, con evidencia presentada en el Simposio:

La terapia física ha demostrado ser una medida efectiva para los pacientes con diástasis del recto (Collie & Harris, 2004) y los ejercicios pre-natales orientados al fortalecimiento de la musculatura abdominal disminuyen la incidencia de diástasis del recto (Chiarello et al., 2005).

Dolor Lumbar o de espalda baja

Si pasamos al dolor lumbar o de espalda baja, encontramos datos de Hegle Franke et al. (2014) que ilustran que este dolor puede tener una prevalencia de 3, 5 y hasta 12 meses (30, 50 y 70% respectivamente).

Resultado de imagen para dolor de espalda en post parto

Una deducción simple podría llevarnos a analizar de la siguiente manera la situación: un aumento del ángulo (respecto del suelo) o inclinación pélvica podría tener lugar cuando el embarazo representa un crecimiento del abdomen tal que para mantener el equilibrio se anterioriza (adelante) el centro de gravedad del cuerpo. Esto lleva a una modificación de las curvas fisiológicas de la columna vertebral, ocasionando un acentuamiento de las curvas de la espina (lordosis y cifosis). Esto nos habla de uno músculos flexores estirados, debilitados y unos músculos extensores acortados y tensos.

Luego de un breve presentación personal, podemos retomar a los autores Helge Franke et al. (2014) quienes indican que la causa del dolor no parece ser específica y puede estar relacionada a cambios en la postura corporal con el consiguiente desarrollo de disfunciones a nivel de las articulaciones, ligamentos y fascias musculares.

Por estas razones, el tratamiento del dolor de espalda baja, debe ser indicado y orientado a través de un análisis de la mecánica y postura corporal, atendiendo a las particularidades del caso de este tipo de personas.

Dolores de Cadera

Si continuamos con los problemas presentados, debemos hablar del dolor de cadera, donde encontramos diagnósticos diferenciales que nos hablan de cambios a nivel músculoesqueléticos, lesiones de tipo nerviosas y daños en el labrum de la cadera (desgarros).

Resultado de imagen para dolor en la cadera post parto

Las lesiones de orden nervioso representan el 1% de las lesiones ocasionadas durante el parto vaginal (Wong et al., 2003), la causa más usual es debido a la posición durante el parto y la mayoría se resuelven en el plazo de 6 a 8 semanas.

Por otro lado, los desórdenes del labrum o intraarticulares de la cadera pueden ser agravados por un desbalance en el apoyo o sostén del peso del cuerpo, acciones de rotación, escaleras, o estar mucho tiempo sentado, de pie o caminando. El tratamiento es orientado sobre el control del dolor, puede requerir limitar la actividad de forma inicial, restringir ciertos movimientos (de flexión) y trabajar sobre el fortalecimiento de la cadera a nivel de extensores y abductores.

Por último, el dolor en la pelvis puede deberse a una disfunción de la sínfisis púbica (no se realizó un correcto movimiento de contranutación) donde existe un exceso de laxitud de esta articulación. En este caso el uso de ejercicios que trabajen sobre la estabilización podrían ser de mucha ayuda.

Incontinencia Urinaria

Otro problema que no podríamos dejar de nombrar es la incontinencia urinaria, que tiene una prevalencia del 33% en los primeros tres meses (Thom et al., 2010). Es algo tan común, que muchas mujeres lo experimentan y lo toman como algo normal, lo que lleva a no hacer nada para mejorar esto.Resultado de imagen para ejercicio kegels

Este tipo de situaciones son características y sugieren una debilidad y/o disfunción del suelo pélvico. La propuesta sobre esto es un pronta educación e implementación de los ejercicios kegels y un trabajo general sobre el fortalecimiento de estos músculos.

Resultado de imagen para ejercicio kegelsTomado de Intima – Ejercicios de Kegel para principiantes

Conclusiones

A modo de resumen de los expuesto en esta parte del simposio, Ann Kurtenbach plantea los siguientes puntos:

Los cambios posturales pueden provocar dolores lumbares o de espalda baja, dolor en la cadera y dolor en la pelvis. Aquí la re-educación postural es muy importante.

El tratamiento de la Diástasis del recto debe basarse en ejercicios correctivos y de estabilización del core. Es algo que debe chequearse en todos los pacientes post parto antes del retorno a la práctica deportiva.

La posición en la que se desarrolla el parto podría aumentar el riesgo de lesión nerviosa y desgarros del labrum.

En términos generales no debemos olvidar de incluir el suelo pélvico dentro del plan de fortalecimiento del core.

 

Fuentes:

Irion, J. M., & Irion, G. (Eds.). (2010). Women’s health in physical therapy. Lippincott Williams & Wilkins.

Collie, M. E., & Harris, B. A. (2004). Physical therapy treatment for diastasis recti: a case report. J Sect Women’s Health, 28, 11-15.

Chiarello, C. M., Falzone, L. A., McCaslin, K. E., Patel, M. N., & Ulery, K. R. (2005). The effects of an exercise program on diastasis recti abdominis in pregnant women. Journal of Women’s Health Physical Therapy, 29(1), 11-16.

Franke, H., Franke, J. D., & Fryer, G. (2014). Osteopathic manipulative treatment for nonspecific low back pain: a systematic review and meta-analysis. BMC musculoskeletal disorders, 15(1), 286.

Wong, C. A., Scavone, B. M., Dugan, S., Smith, J. C., Prather, H., Ganchiff, J. N., & McCarthy, R. J. (2003). Incidence of postpartum lumbosacral spine and lower extremity nerve injuries. Obstetrics & Gynecology, 101(2), 279-288.

Thom, D. H., & Rortveit, G. (2010). Prevalence of postpartum urinary incontinence: a systematic review. Acta obstetricia et gynecologica Scandinavica, 89(12), 1511-1522.

Kurtenbach, A., Wegener, L., & Krumlauf, L. (2017). Mini Symposium: Considerations for the Female Athlete.

Compartilo donde quieras!

One thought on “Consideraciones para la Mujer y el Entrenamiento (1): Post Parto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *