Control, Evaluación y Tests: Entrenamiento de Resistencia

Introducción

La resistencia, una capacidad física fundamental para la obtención de rendimiento en cualquier modalidad deportiva, se valora en función del régimen de trabajo y exigencia que la actividad deportiva plantea en el plano biológico, ya que como pudimos ver existen diferentes tipo de resistencias, desde resistencia de base hasta resistencias continuas o interválicas aplicadas a diferentes deportes específicos.

Se definen los siguientes ítems para el control y la evaluación de la resistencia:

  •  Valoración de la capacidad aeróbica.
  •  Valoración de la capacidad anaeróbica.
  •  Consumo máximo de oxígeno ( VO2Máx).
  •  Sistema energético de oxígeno u oxidativo.

A su vez, los testeos pueden clasificarse según su ámbito de aplicación. Esto nos permite contextualizar y ubicar cada testeo de forma práctica. Ya que determinados testeos, tanto por los costosos elementos que requieren como por el sentido de su medición, no son aplicables en la práctica deportiva usual.

  • Pruebas basadas en la frecuencia cardíaca (FC).
  • Pruebas de laboratorio.
  • Pruebas de campo.

 

Pruebas basadas en la FC.

La FC es el principal factor de regulación del gasto cardíaco, del cual depende el consumo de O2. Su medición y control permiten evaluar indirectamente el nivel energético del trabajo realizado en el entrenamiento una vez conocido el esfuerzo solicitado al corazón. Entre las pruebas de este tipo para valorar la aptitud física a través de la FC la literatura consultada nos provee de: la prueba de Harvard, la prueba de Tuttle y la prueba de Ruffier-Dikson.

Debido a su poca funcionalidad para la mayoría de los deportes, solo nombran los test, a fin de que si el lector quiera profundizar lo haga por su cuenta.

 

Pruebas de laboratorio

El mejor indicador de la capacidad aeróbica de una persona es el VO2Máx. La prueba específica de esta variable evalúa la capacidad de esfuerzo del corazón, de la circulación sanguínea, la respiración y el metabolismo. De esta forma se puede medir la cantidad máxima de oxígeno que una persona puede utilizar durante la realización de un ejercicio que representa un esfuerzo máximo.

Para personas normales de 20 a 30 años los valores se sitúan en torno a 3l/min (litros “por” minuto) para hombres y 2l/min para mujeres. Los deportistas de resistencia de elite alcanzan valores de 6l/min para hombres y 4l/min para mujeres.

La prueba se realiza en el laboratorio y consiste en que el sujeto realice un ejercicio de máxima exigencia física (prueba de esfuerzo), generalmente en una cinta ergométrica.

Mientras el sujeto realiza el ejercicio se toman una serie de datos para los cuales se necesita disponer del siguiente instrumental:

  • Equipo para análisis de gases.
  • Equipo para la medición de la ventilación.
  • Software para calcular el VO2Máx.
  • Equipo para medir la tensión arterial.
  • Instrumentos de control de la frecuencia cardíaca (ECG, telemetría).

En un ejemplo podríamos presentar a un sujeto en una cinta que Inspira 20l/min de O2 (Oxígeno), Exhala 17l/min de O2 por lo que su consumo de O2 es de 3l/min. (20l/min – 17l/min = 3l/min).

Esta prueba también nos permite conocer nuestra capacidad aeróbica máxima pero, a diferencia del VO2Máx, esta es obtenida de forma indirecta a través de un nomograma (Astrand-Rhyming).

 

Pruebas de campo

Estas pruebas son las que mayor especificidad y transferencia tienen respecto de la competencia de la mayoría de los deportes. Ya sea a nivel sistémico como neuromuscular las condiciones a las que sujetan al atleta se acercan a las situaciones deportivas usuales. Las pruebas de campo permiten medir, de forma directa o indirecta dependiendo del caso, la capacidad aeróbica del atleta y el grado de aporte del sistema de oxígeno.

Debido a su capacidad de adaptación a las necesidades específicas de una gran variedad de modalidades deportiva y su fácil aplicación los test más utilizados son: Test de Cooper, Test de Course Navette y Test de Conconi.

Test de Cooper:

El Test de Cooper, también conocido como el Test de los 12 minutos, es una prueba que nos permite conocer de forma directa la capacidad aeróbica de una atleta. Es un test muy sencillo y puede ser aplicado a varias personas al mismo tiempo. Tiene una validez estudiada respecto del valor de VO2Máx del orden de r=0.24 y 094.

El test consiste en correr la mayor cantidad de metros posibles en una pista de atletismo (a fin de poder conocer la distancia corrida), durante 12 minutos. Luego para determinar el valor de VO2Máx se debe aplicar alguna de las siguientes fórmulas que ofrece la literatura consultada:

  • [1, 4] VO2Máx = 22,351 . (Distancia en km) – 11,28 [ml. kg -1 .min-1 ]
  • [2, 3] VO2Máx = 0,0268 . (Distancia en m) – 11,3 [ml. kg -1 .min-1 ]
  • [6] VO2Máx = [(Distancia en m) – 504 ] / 45 [ml. kg -1 .min-1 ]

Vale aclarar que al momento de elegir una, se debe utilizar siempre la misma con el fin de poder realizar una correcta comparación a lo largo del tiempo. Luego con el valor de distancia obtenido se puede ingresar al siguiente cuadro para poder evaluar el nivel respecto del sexo y la edad, dos factores determinantes en la capacidad aeróbica.

Cuadro de [1].

Test de Course Navette o Test de Luc Léger (1981)

Este testeo nos permite determinar la capacidad aeróbica de un atleta de forma directa. Se basa en recorrer un tramo de 20 metros de longitud repetidas veces. La velocidad con que se recorre ese tramo (usualmente marcado por dos conos) va aumentando, y este aumento está marcado por unas señales sonoras. Básicamente el atleta debe poder ir de cono a cono en el tiempo que hay entre una señal sonora y la próxima señal sonora. El VO2Máx se calcula a partir de la velocidad alcanzada por el atleta en el último recorrido logrado. Se ingresa la velocidad en la siguiente formula:

VO2Máx = 5.857 . (Velocidad en km/h) – 19,458 [ml. kg -1 .min-1 ]

En jóvenes de 8 a 19 años de edad, cualquiera sea el sexo, la fórmula varia de la siguiente forma:

VO2Máx = 31,025 + (3,238 . velocidad en km/h) – (3,248 . edad) + (0,1536 . velocidad en km/h . edad) [ml. kg -1 .min-1 ]

El siguiente cuadro permite averiguar el VO2Máx de una forma equivalente aproximada respecto del escalón o tramo al que se haya llegado efectivamente:

Cuadro de [1].

Test de Conconi(1982):

Es una prueba que permite determinar el umbral aeróbico-anaeróbico de forma indirecta. Se basa en el aumento lineal de la FC junto con el aumento de la intensidad del ejercicio, hasta que llega la zona de estabilización aunque la intensidad siga aumentando. Es una prueba fácil y práctica que se aplica a una gran variedad de modalidades deportivas.

El protocolo de Conconi fue diseñado para una pista de atletismo de 400m, aunque en la actualidad su aplicación más práctica es en una cinta de correr. De esta forma, el atleta puede tener a su entrenador al lado controlando fielmente todos los parámetros necesarios y el control de la velocidad es mucho más exacto. Se debe incrementar de forma progresiva (0.5-1km/h) la velocidad de carrera cada 200m hasta que se alcance el agotamiento, siendo el tiempo total de carrera entre 10 a 10 minutos y la distancia recorrida entre 2400 y 3200 metros. En el momento en donde la linealidad de la frecuencia, o sea el crecimiento solidario de la frecuencia junto con la intensidad, se terminé es donde se encuentra el umbral. Es necesario para contar con un aparato que permita controlar la FC a cada aumento de la velocidad, un pulsómetro permitiría llevar un control de forma sencilla.

A modo de referencia el siguiente cuadro muestra valores de velocidad con su respectiva valoración:

Cuadro de [1].

En la actualidad existen Softwares que permiten dar una evaluación automática con solo ingresar los datos obtenidos (Velocidades-frecuencias) junto con un completo análisis del caso:

Cuadro de [1]

Bibliografía:

1. Campos Granell, José; Cervera, Víctor R. TEORÍA Y PLANIFICACIÓN DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO. Editorial Paidotribo; 2001

2. American College of Sports Medicine. ACSM’s Foundations of Strength Training and Conditioning. Lippincott Williams & Wilkins; 2012.

3. National Strength and Conditioning Association. Fundamentos del Entrenamiento Personal. Editorial Paidotribo; 2008.

4. Billar, Véronique. Fisiología y Metodología del Entrenamiento. Editorial Paidotribo; 2002.

5. Sanagua, Jorge; Acosta, Guillermo. Cardiología del Ejercicio. Editorial Científica Universitaria; 2005.

6. De la Reina Montero, Leopoldo; Martínez de Haro, Vicente. Manual de Teoría y Práctica del Acondicionamiento Físico. CV Ciencias del Deporte; 2003.

Compartilo donde quieras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *