L-Carnitina: Todo lo que querías saber!

Introducción

La L-Carnitina es un aminoácido encontrado en el tejido animal (productos cárnicos) y la leche; siendo un constituyente de la leche materna (cubre  la baja biosíntesis de los recién nacidos y su deficiencia se relaciona con problemas de la motilidad gastrointestinal). Este se sintetiza en el cuerpo a través de dos aminoácidos esenciales, lisina y metionina. Como podemos ver, debido a la naturaleza de sus fuentes, este nutriente afecta de forma diferente a  vegetarianos y omnívoros.

La Carnitina funciona como un importante transportador de ácidos grasos desde el citosol (medio acuoso del citoplasma) a la mitocondria de la célula. Teóricamente, un aumento de los niveles celulares de Carnitina promovería el transporte de grasa a la mitocondria y por lo tanto se utilizarían en mayor medida los sustratos energéticos provenientes del metabolismo de la grasa, o sea que quemaríamos más grasa.

Como dijimos al principio, la Carnitina puede ser obtenida de la alimentación, y alternativamente puede ser obtenida en forma de suplemento. La L-Carnitina ha sido uno de los nutrientes más comúnmente encontrados en suplementos para la pérdida de peso, basados en la teoría que arriba nombrábamos.

Existe una diferencia notable entre las fuentes de Carnitina, y es que la biodisponibilidad de las fuentes de los alimentos (carnes mayormente) es mucho mayor a la de los suplementos. La Carnitina en los alimentos se absorbe en un 57-84% mientras que la disponible en suplementos solo en un 14-18%. Y es por esta razón, que al existir una diferencia significativa en la biodisponibilidad se vuelve evidente la necesidad de una diferencia significativa en la dosis diaria.

En la dieta de una persona omnívora (90kg), el promedio de ingesta de Carnitina diaria es de aproximadamente 1.09mg. Mientras que la dosis estándar para la ingesta de L-Carnitina es de 500 a 2000mg. Como se puede deducir, aun a pesar de la bajísima biodisponibilidad de la Carnitina suplementada, las altas dosis utilizadas permiten que el total absorbido siga siendo mayor que el obtenido solo con dieta.

De la teoría…a la Ciencia Pura y Dura

Entonces, la suplementación con L-Carnitina parece un método efectivo de reducir el porcentaje de grasa corporal y perder peso…Pero ahora dejemos de lado las teorías sobre este nutriente y pasemos a ver que dicen los expertos y los estudios:

Citando a la ISSN (Internacional Society of Sport Nutrition): “La rotunda conclusión sobre el gran número de estudios llevados a cabo sobre los efectos de la suplementación con L-Carnitina en el metabolismo de las grasas, la capacidad de entrenamiento y la composición corporal indica que esta no tiene efectos sobre el contenido de Carnitina muscular, el metabolismo de las grasas, el rendimiento aeróbico y anaeróbico, y la pérdida de peso en personas con sobrepeso o entrenadas.”

El especulado efecto reductor de masa grasa de la L-Carnitina se encuentra limitado a personas ancianas y aquellos sujetos que tengan un déficit de L-Carnitina. Por el contrario no se encontraron esos efectos en estudios con personas sanas y saludables.

Los casos de deficiencias fuera de la ancianidad se dan usualmente en personas veganas y vegetarianas, quienes tienen una ingesta muy reducida de L-Carnitina. Además existen personas que pueden experimentar dificultades en la utilización de este nutriente. Por ejemplo, el proceso de síntesis de la L-Carnitina, por medio de los aminoácidos L-metionina y lisina, involucra a varias enzimas dependientes de la Vitamina C.  Por lo tanto la deficiencia de Vitamina C, puede provocar reducir o impedir la biosíntesis de L-Carnitina.

Entonces, retomando y para cerrar el tema, con excepción de los grupos recién nombrados, los estudios demuestran en reiteradas ocasiones y condiciones (Brandsch C, Eder K – Melton SA, et al. – Villani RG, et al.) que la suplementación con L-Carnitina no tiene efectos significativos sobre la pérdida de peso y la composición corporal a pesar de tomarse en conjunto con una dieta hipocalórica y/o entrenamiento aeróbico.

No todo es “quemar grasas”…

Por otro lado, dejando de lado el hecho de que la L-Carnitina ha sido evaluada aparentemente como un suplemente no-efectivo, las investigaciones sobre esta tomaron otro rumbo más fructífero, sobre el estrés hipóxico y oxidativo. Las investigaciones muestran que la L-Carnitina en forma de suplementación tiene efectos sobre la reducción de biomarcadores del estrés oxidativo inducido por el ejercicio.

Esto quiere decir que la suplementación con Carnitina podría ayudar a los atletas a tolerar los entrenamientos en temporadas de alta intensidad, generando una mejor adaptación. Por lo tanto, la suplementación con L-Carnitina podría tener otras ventajas mayores a la especulación de la promoción del metabolismo de las grasas.

 

Bibliografía:

KENT, Michael. DICCIONARIO OXFORD DE MEDICINA Y CIENCIAS DEL DEPORTE. Editorial Paidotribo; 2003.

Examine.com. SUPPLEMENT-GOALS REFERENCE GUIDE.

Fuentes:

Kreider et al.: ISSN exercise & sport nutrition review: research & recommendations. Journal of the International Society of Sports Nutrition 2010 7:7.

Villani RG, Gannon J, Self M, Rich PA. L-Carnitine supplementation combined with aerobic training does not promote weight loss in moderately obese women. Int J Sport Nutr Exerc Metab. (2000).
Disponible en: http://europepmc.org/abstract/med/10861338

Compartilo donde quieras!

One thought on “L-Carnitina: Todo lo que querías saber!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *