¿Qué tan Importante es la Fuerza de Agarre (Handgrip Strength)?

Fuerza de Agarre y Habilidades Cognitivas

Introducción

La fuerza de agarre es una medida no invasiva de la salud física y usualmente se utiliza en diferentes entornos clínicos como un indicador general de estado de salud y fuerza de tren superior. Algunos estudios transversales han mostrado asociaciones entre la fuerza muscular y el estado físico. La Fuerza de agarre no solo se usa para la fuerza muscular, sino también para los cambios en la función biológica. La medición de la Fuerza de agarre puede ser vista como un indicador general de la integridad del sistema nervioso central relacionado con las variables cognitivas.

Por otro lado, existen resultados conflictivos de estudios longitudinales analizando si la Fuerza de agarre era un predictor de un deterioro cognitivo. Aunque hay evidencia sustancial de que la Fuerza de agarre y el rendimiento cognitivo están asociados con diferencias individuales en algunos estudios transversales y longitudinales.

Ahora, si es cierto que la mayoría de estudios realizados sobre este tema, relacionan la fuerza de agarre con el rendimiento mental o cognitivo en personas adultas mayores. Sin embargo, hace falta desarrollar estudios que trabajen esta temática en adultos jóvenes para poder determinar la naturaleza de la asociación entre la fuerza muscular y la capacidad cognitiva en esta población.

Pero…¿para qué?

La identificación de cambios cognitivos podría ser un beneficio práctico, particularmente si estos pudieran ser identificables de forma temprana en la vida adulta. Por lo tanto, podemos pensar que los cambios en la Fuerza de agarre podrían estar asociados con la preservación o declive de la función cognitiva, y esto puede ser determinado a partir del análisis de las relaciones entre estas variables en adultos jóvenes.

Es así como Choudhary et al. (2016) se propusieron estudiar el impacto de la Fuerza de agarre en la función cognitiva en un grupo de trabajadores de cocina sanos.

MÉTODOS Y PROTOCOLOS

Los participantes elegidos tenían una edad entre 25 a 40 años, ya que los mayores niveles de Fuerza de agarre se registran entre los 24 y 39 años. De los cuales 90 fueron los que pasaron todos los criterios de exclusión y fueron seleccionados para llevar a cabo el estudio.

El grupo Control estaba compuesto por 47 trabajadores y el grupo de Estudio por 43 trabajadores.

La Fuerza de agarre fue determinada usando un Dinamómetro (Smedley) que medía la fuerza expresada en kilogramos; se buscaba la contracción voluntaria máxima (kg) sostenida por lo menos por 3 segundos. El test fue realizado con ambos brazos durante 6 intentos (3 con cada mano) y se consideró el resultado más elevado (en kg) de cada participante.

El tiempo de reacción (en milisegundos) fue determinado a través de la medición del tiempo que pasaba entre un estímulo (una luz o un sonido) y la reacción de los participantes en apretar con el dedo índice un botón (el que correspondía dependiendo del estímulo previo).

La función cognitiva fue evaluada con un test llamado Mini Mental State Examination (MMSE). Con un puntaje del 0 al 30, siendo este último puntaje un indicador de mayor habilidad cognitiva.

CONCLUSIONES

En este estudio se pudo concluir de forma consistente con la hipótesis inicial. La fuerza muscular (medida como la Fuerza de agarre) está asociado de forma positiva con el tiempo de reacción. Por lo tanto, al usar un simple test muscular podemos obtener información útil para el desarrollo de la coordinación neuromuscular. Una mayor Fuerza de agarre podría relacionarse con una preservación de la función cognitiva. De esta forma, se recomienda promover la adopción de dietas apropiadas y mejoras de la fuerza muscular, particularmente entre aquellos que tienen una menor Fuerza de agarre siendo individuos jóvenes.

Esto sigue marcando el camino de una serie de trabajos de investigación que estudia las conexiones entre la Fuerza de agarre y las habilidades cognitivas.

Y vos…¿Tenés un agarre fuerte?

 

 

Fuente:

Choudhary, A. K., Jiwane, R., Alam, T., & Kishanrao, S. S. (2016). Grip Strength and Impact on Cognitive Function in Healthy Kitchen Workers. Achievements in the Life Sciences, 10(2), 168-174. Traducido y Adaptado 18/07/2017

Compartilo donde quieras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *